El agua de coco no es solo un maravilloso producto natural que te aporta muchos beneficios al ingerirlo, sino que también aporta grandes privilegios a la piel.

Es refrescante y no se debe confundir con el aceite o leche de coco. Es un líquido limpio y se encuentra en los cocos jóvenes y verdes.

BENEFICIOS PARA LA PIEL

El agua de coco nos ayudará a mantener la piel sana y bella. Su utilización favorece la hidratación de la piel y ayuda a no acumular mucha grasa en los poros, que se traduce en una reducción de granos y manchas.

Las vitaminas que posee (A, B y E) ayudan al envejecimiento prematuro, ya que previene la deshidratación de los tejidos que provocan la sequedad de la piel.

Además, al ser tan ligero, penetra muy bien en la piel y llega a las capas más profundas para aportar todos sus nutrientes.

SU ACCIÓN ANTIENVEJECIMIENTO

Uno de los beneficios en los que queremos profundizar es en su poder antienvejecimiento.

El agua de coco le proporciona a la piel grandes dosis de antioxidantes y vitamina E. Pero esto no es todo, también contiene hormonas vegetales (llamadas citoquininas) las cuales ayudan al crecimiento celular y a neutralizar los radicales libres (los responsables del envejecimiento).

Su aporte de vitamina E favorece la regeneración celular de la piel. Además, utilizarlo como tónico a reparar la dermis, le da un mejor color y es una gran ayuda para manchas que aparecen debido a la edad o a la exposición solar. También ayuda a oxigenar la piel y a activar la circulación de la sangre, por lo que permite que, recibiendo oxigeno, mantengas la piel saludable, luminosa y radiante.

COMO UTILIZAR

Su uso es el mismo que con cualquier otro tónico. Aplicar sobre la piel totalmente limpia de manera generosa. Nos podemos ayudar con un disco de algodón.

Se utiliza antes de la crema hidratante.

RESUMEN DE SUS PROPIEDADES

Se puede utilizar para todo tipo de pieles. Pero es ideal para pieles maduras o sensibles.

- Ayuda a reducir manchas.

- Calma la piel irritada (por el sol, depilación, exfoliación, etc.)

- Cuida las pieles deshidratadas o resecas.

- Ayuda a prevenir acné y seca granitos.

- Ayuda a prevenir el envejecimiento de la piel.

OTROS BENEFICIOS

Además de ser tan bueno para la piel, también es muy eficaz para mejorar la salud y apariencia del cabello, además ayuda a combatir la caída del mismo.

Evita su deshidratación, favorece su crecimiento y le aporta brillo.

Para aprovechar sus grandes propiedades sobre el cabello, debe lavarlo primero con champú y aplicar seguidamente el agua de coco dejándolo actuar de 10 a 15 minutos.

Enjuagar después y el pelo estará mucho más suave y brillante.